Cómo detectar una infidelidad antes de que pase

Una comunicación fluida en la pareja es la base para que todo funcione bien y debe posibilitar actividades con autonomía, por ejemplo, salir con amigos. No olvidar que el que se siente preso, intenta huir… y que nadie busca fuera de la relación lo que tiene en ella.

Cómo detectar una infidelidad: Fui infiel para salir de la rutina

La rutina mata a la pasión. Aunque salgamos con la persona más divertida del mundo, si hacemos siempre lo mismo, desearemos algo nuevo cueste lo que cueste. Si bien los hombres se inclinan por la costumbre (que les da seguridad), las mujeres son más pasionales. Pero en algo somos idénticos: todos necesitamos acción.
Improvisar y sorprender a la pareja, dedicando todo el tiempo necesario a proyectos novedosos, optimizará la relación. Tener en cuenta que es muy común que lo que te atraiga de otra persona sea la posibilidad de hacer algo diferente con ella.
Es importante dedicarse a pensar el sexo que se practica con la pareja, como es recomendable investigar los gustos propios y ajenos en la cama. Nuevamente, la rutina es la gran enemiga. Hay que atreverse a nuevas posturas, ambientes, lugares y palabras; y no dejar de lado la posibilidad de estrenar una lencería atrevida que incremente la libido. No descartar nada que sorprenda y ¡disfrutar! La pareja estará feliz.

La emoción de lo prohibido

La curiosidad puede alimentar el deseo. Una aventura puede ser sólo la atracción por la novedad, y no llegar más lejos. Pero una serie de aventuras puede ser el comienzo de una adicción sin límites. La búsqueda de la emoción a través de lo prohibido puede transformarse en una fuente inagotable de insatisfacción permanente.

Cómo detectar una infidelidad: Engaño si me engañan

La pareja hace agua por distintos flancos y uno de sus integrantes se atreve a quebrar las convenciones. Aparece un tercero en discordia y la infidelidad es descubierta.
Este hecho libera de culpas a una de las partes, y provoca una serie de engaños en cadena de insospechadas consecuencias. Se actúa por despecho a veces, y se cometen graves errores, en muchas ocasiones sin retorno. Una infidelidad no es excusa para cometer otra infidelidad, ni la venganza es la solución para los problemas de pareja. Actuando de esa manera, sólo se conseguirá darle la estocada final a la convivencia, y comenzar una carrera desenfrenada hacia la autodestrucción.

Ser o no ser

Alcanzar identidad en la relación es fundamental para alimentar el amor. Cuando una de las partes acapara la mayor atención social y opaca la actuación del otro, provoca celos y envidias profesionales. Por eso es necesario afinar la mirada frente a la pareja, tenerla presente, prestarle atención, admirarla. Si no se logra ese equilibrio, siempre aparece un tercero que aprovecha el vacío de afecto y atención, y se convierte en una invitación a la infidelidad.

Cómo detectar una infidelidad: Extrañarse para quererse más

No debemos negar la necesidad de estar solos en determinados momentos, de querer descansar de todo los que nos rodea, incluyendo a nuestra pareja. No tiene por qué ser dramática la idea de separarse unos días. Todo lo contrario, esa idea puede ser beneficiosa para encender nuevamente la pasión, la necesidad de estar juntos.
Estos períodos de descanso son recomendables sobre todo para las parejas integradas por personalidades muy fuertes o arrolladoras. Esa distancia que se acuerda libremente es la que permite no sentirse absorbido por el “nosotros”, y permite seguir desarrollando el “yo”.

Otra vez novios

El tiempo y la convivencia pueden convertirse en peligrosos obstáculos para la relación de pareja. La rutina diaria amenaza, muchas veces, el amor.
Por eso es imprescindible disponer de un tiempo, en exclusividad, para los dos. Retomar aquellas actitudes que llenaron de ternura el noviazgo. ¿Por qué no abandonar la costumbre de ponerse cómoda en casa? Arreglarse es una manera de tenerlo en cuenta, del mismo modo que una cena íntima es el escenario ideal para el reencuentro. Existen diferentes métodos que le podrían guiar y enseñarle como superar una infidelidad, pero las anteriores ambas son formas sencillas de combatir y prevenir la infidelidad.